Síndrome de piernas inquietas

By | mayo 23, 2017

El síndrome de piernas inquietas (SPI) es un trastorno neurológico caracterizado por un impulso incontrolable de moverse cuando está en reposo.

Síndrome de piernas inquietas

Síndrome de piernas inquietas

Este impulso proviene de las sensaciones desagradables tales como ardor, arrastramiento o tirón en las piernas y los movimientos se están haciendo para relevar estos sentimientos. Estas sensaciones son médicamente conocidas como parestesias (sensaciones anormales) o disestesias (sensaciones anormales desagradables) y varían en severidad desde ligeramente incómodo a irritante o doloroso. El aspecto más inusual de la condición es que acostarse y tratar de relajarse activa los síntomas. Como resultado, la mayoría de las personas con SPI tienen dificultad para conciliar el sueño y quedarse dormido. Representa una condición muy seria porque muchas personas con SPI informan que su trabajo, relaciones personales y actividades diarias están fuertemente afectadas como resultado de su agotamiento.

Incidencia

Algunos investigadores estiman que SPI afecta a muchas personas. Puede haber mucha más gente afectada pero esta condición es a menudo sub-diagnosticada o en algunos casos, mal diagnosticada. A menudo se confunde con nerviosismo, insomnio, estrés, artritis, calambres musculares o envejecimiento. El gran problema es que el SPI ocurre en ambos sexos, aunque la incidencia puede ser levemente más alta en mujeres. Puede comenzar a cualquier edad, incluso en la infancia, pero la mayoría de los pacientes son de mediana edad o mayores.

Síndrome de piernas inquietas y desorden periódico de movimiento de miembros

Varias investigaciones han demostrado que más del 80 por ciento de las personas con SPI también experimentan una condición más común conocida como desorden periódico del movimiento de la extremidad (DPME). DPME se caracteriza por espasmos involuntarios de las piernas o movimientos bruscos durante el sueño que normalmente ocurren cada 10 a 60 segundos, a veces durante toda la noche.

Artículo relacionado >  Síndrome de piernas inquietas y qué hacer al respecto

A diferencia de SPI, los movimientos causados ​​por DPME son involuntarios. Aunque muchos pacientes con SIP también desarrollan DPME, la mayoría de las personas con DPME no experimentan SPI.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas comunes incluyen:

Origen durante la inactividad
La característica más común es que la sensación típicamente comienza cuando el paciente está acostado o sentado por un período prolongado de tiempo. Esto sucede generalmente en un coche, un aeroplano o un cine.

Alivio por el movimiento
La sensación de SPI disminuye si el paciente se levanta y se mueve. Diferentes pacientes hacen cosas diferentes para aliviar sus síntomas. Algunos luchan contra estas sensaciones estirando, balanceando sus piernas, paseando por el suelo, algunos haciendo ejercicio o caminando.

Empeoramiento de los síntomas en la noche
Los síntomas suelen ser menos molestos durante el día y se sienten principalmente en la noche.

Espasmo nocturno de las piernas
La mayoría de los pacientes con SPI encuentran difícil dormir o quedarse dormidos debido a los espasmos o patadas que ocurren. Los resultados son bien conocidos, el insomnio que conduce a la somnolencia diurna excesiva.

Posibles causas de SPI

En la mayoría de los casos, la causa de SPI es desconocida. Sin embargo, varias teorías trataron de explicar las posibles causas del trastorno.

Genética
Una historia familiar de la condición se observa en aproximadamente el 50 por ciento de estos casos. Esto sugiere una forma genética del trastorno. También está demostrado que las personas con SPI familiar tienden a ser más jóvenes cuando los síntomas comienzan y tienen una progresión más lenta de la condición.

Bajos niveles de hierro
Las personas con niveles bajos de hierro o anemia pueden ser propensas a desarrollar SPI. Una vez corregidos los niveles de hierro o la anemia, los pacientes pueden ver una reducción de los síntomas.

Otras enfermedades crónicas
Está demostrado que las enfermedades crónicas como la insuficiencia renal, la diabetes, la enfermedad de Parkinson y la neuropatía periférica están asociadas con la SPI. El tratamiento de la condición subyacente a menudo proporciona alivio de los síntomas SPI.

El embarazo
Algunas mujeres embarazadas experimentan SPI, especialmente en su último trimestre. Lo bueno es que para la mayoría de estas mujeres, los síntomas suelen desaparecer dentro de las 4 semanas posteriores al parto.

Artículo relacionado >  Síndrome de piernas inquietas y qué hacer al respecto

Insuficiencia renal
La insuficiencia renal puede conducir a la deficiencia de hierro que ya hemos declarado como una de las posibles causas deSPI.

Ciertos medicamentos
Algunos fármacos como los anti-náuseas (proclorperazina o metoclopramida), fármacos anticonvulsivos (fenitoína o droperidol), fármacos antipsicóticos (haloperidol o derivados de las fenotiazinas) y algunos medicamentos para el resfriado y la alergia pueden agravar los síntomas.

Otras posibles causas

Los investigadores también han encontrado que la cafeína, el alcohol y el tabaco pueden agravar o desencadenar síntomas en pacientes que están predispuestos a desarrollar SPI.

Diagnóstico de SPI

Actualmente no existe una prueba diagnóstica única para SPI y el trastorno se diagnostica clínicamente evaluando la historia y los síntomas del paciente.

El Grupo de Estudio del Síndrome de las Piernas identificó cuatro criterios básicos para el diagnóstico de SPI:

  1. Un deseo de mover las extremidades, a menudo asociados con parestesia o disestesias.
  2. Síntomas que son peores o presentes sólo durante el reposo y que están parcialmente o temporalmente aliviados por la actividad.
  3. Inquietud motora.
  4. Empeoramiento nocturno de los síntomas.

La mayoría de las personas con SPI tienen trastornos del sueño, en gran parte debido a la incomodidad de la extremidad y sacudidas. El resultado es somnolencia diurna excesiva y fatiga que podrían ser síntomas cruciales para hacer el diagnóstico exacto. A pesar de estos esfuerzos para establecer criterios estándar, el diagnóstico clínico de SPI es difícil de hacer. Los médicos deben basarse en gran medida en las descripciones de los pacientes de los síntomas y la información de su historial médico, incluyendo problemas médicos pasados, antecedentes familiares y medicamentos actuales. Los pacientes pueden preguntarse acerca de la frecuencia, la duración y la intensidad de los síntomas, así como su tendencia a los patrones de sueño durante el día y la somnolencia, la alteración del sueño o la función diurna. El diagnóstico es especialmente difícil con los niños porque el médico depende en gran medida de las explicaciones de los síntomas del paciente, lo que dada la naturaleza de los síntomas de SPI, puede ser difícil para un niño describir. A veces, el síndrome puede ser diagnosticado erróneamente como «dolores de crecimiento» o trastorno por déficit de atención.

Artículo relacionado >  Síndrome de piernas inquietas y qué hacer al respecto

Tratamiento de SPI

Tratar una condición subyacente es básicamente la forma principal de tratar SPI. Si se trata de un caso de deficiencia de hierro, la corrección de la deficiencia puede implicar tomar suplementos de hierro. El problema es si un paciente tiene síndrome de piernas inquietas sin ninguna condición asociada. En este caso, el tratamiento se centra en los cambios de estilo de vida y medicamentos.

Los médicos también pueden sugerir una variedad de medicamentos para tratar el SPI, incluyendo:

Medicamentos para la enfermedad de Parkinson
Estos fármacos reducen la cantidad de movimiento en las piernas del paciente al afectar el nivel de la dopamina del mensajero químico en el cerebro.
Incluyen pramipexol (Mirapex®), pergolida (Permax®), ropinirol (Requip®) y una combinación de carbidopa y Levodopa (Sinemet®).

Opioides
Los medicamentos narcóticos se hacen para aliviar los síntomas leves a severos, pero pueden ser adictivos si se usan en dosis altas. Algunos ejemplos incluyen la codeína, la combinación de oxicodona y acetaminofén (Percocet®, Roxicet®), y la combinación de hidrocodona y acetaminofén (Vicodin®, Duocet®).

Relajantes musculares y medicamentos para dormir
Estos medicamentos no eliminan las sensaciones de las piernas y pueden causar somnolencia diurna. Los sedantes usados ​​comúnmente para SPI incluyen Clonazepam (Klonopin®), Eszopiclone (Lunesta®), Ramelteon (Rozerem®), temazepam (Restoril®, Razapam®), zaleplon (Sonata®) y Zolpidem (Ambien®).

Medicamentos para la epilepsia
Algunos medicamentos para la epilepsia, como la gabapentina (Neurontin®), pueden funcionar bien para algunas personas con SPI, aunque el mecanismo preciso todavía es desconocido.

¿Cuál es el pronóstico?

Esta condición es generalmente una condición de toda la vida para la cual no hay cura y los síntomas pueden empeorar gradualmente con la edad. Sin embargo, las terapias actuales pueden controlar el trastorno, minimizando los síntomas y aumentando los períodos de sueño reparador.

Consejos para los pacientes

  • Tomar analgésicos exactamente cómo su médico les prescribió
  • Trate de tomar baños y masajes y aplique envases calientes o frescos
  • Trate técnicas de relajación, como la meditación o el yoga
  • Establecer una buena higiene del sueño e intentar hacer ejercicio regularmente
  • Evite la cafeína, reduzca el consumo de alcohol y tabaco
Author: Dra. Lizbeth

Dra. Lizbeth Blair está graduada de medicina, anestesióloga, formado en la Universidad de la Facultad de Medicina de Filipinas. Ella también tiene una licenciatura en Zoología y una Licenciatura en Enfermería. Ella sirvió varios años en un hospital del gobierno como el Oficial de Capacitación del Programa de Residencia en Anestesiología y pasó años en la práctica privada en esta especialidad. Se formó en la investigación de ensayos clínicos en el Centro de Ensayos Clínicos en California. Ella es una investigadora y escritora de contenido con experiencia que le encanta escribir artículos médicos y de salud, reseñas de revistas, libros electrónicos y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *