Síndrome de Sjögren

By | septiembre 16, 2017

Síndrome de Sjogren es un trastorno del sistema inmunológico y se caracteriza a menudo por sus dos síntomas más comunes, los ojos secos y una boca seca.

Síndrome de Sjögren

Síndrome de Sjögren

La mayoría de la gente nunca ha oído hablar de Sjogren, pero es importante saber que es una enfermedad que a menudo acompaña a otros trastornos autoinmunes, como la artritis reumatoide, lupus y otros que están marcados por la inflamación de los tejidos conectivos. Cada paciente debe saber que, en el síndrome de Sjogren, el sistema inmunológico ataca el tejido sano, en este caso las membranas mucosas y las glándulas que secretan la humedad de los ojos y la boca. Todo esto se traduce en una disminución de la producción de lágrimas y saliva, que puede conducir a problemas de dificultad para tragar a las cavidades dentales y a los ojos sensibles a la luz a las úlceras corneales. Síndrome de Sjogren también puede resultar en daño a los tejidos de los pulmones, los riñones y el hígado. Síndrome de Sjogren implica la inflamación de la glándula (que resulta en la sequedad de los ojos y la boca, etc), pero no esta asociado con una enfermedad del tejido conectivo, se conoce como síndrome de Sjogren primaria. El síndrome de Sjogren secundario implica no sólo la inflamación de las glándulas, sino que se asocia con una enfermedad del tejido conectivo, como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico o la esclerodermia. Desafortunadamente, no hay cura para el síndrome de Sjogren, pero los tratamientos pueden aliviar muchos de los síntomas.

Incidencia de la afección

El síndrome de Sjogren se puede desarrollar a cualquier edad, la mayoría de las personas afectadas son mayores de 40 años en cuando el profesional médico le da el diagnóstico. La condición es 9 veces más probable que ocurra en las mujeres como en los hombres y la enfermedad afecta predominantemente a mujeres de mediana edad, en el período peri o post menopausia. Sin embargo, se puede ver en ambos sexos y todas las edades. Aunque muchas personas aún no han oído hablar de esta condición, se considera que es bastante común, ya que además del síndrome primario, el 30% de los pacientes con artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico y esclerosis sistémica padecen síndrome secundario de Sjogren. También se ha demostrado que del 2 al 5% de las personas de 60 años o más tienen síndrome de Sjogren primario.

Artículo relacionado >  Síndrome de Sjogren: ¿qué se puede hacer sobre las urticaria y otros síntomas de la piel seca?

Signos y síntomas del síndrome de Sjogren

Lo malo al describir los síntomas característicos del síndrome de Sjogren así como con el diagnóstico es el hecho de que los signos y síntomas son similares a los causados ​​por otras enfermedades y pueden variar de persona a persona. No sólo eso: los efectos secundarios de una serie de medicamentos pueden simular algunos signos y síntomas del síndrome de Sjogren. Los signos y síntomas típicos de Sjogren incluyen:

  • Dificultad para tragar o masticar
  • Cambio en el sentido del gusto
  • Ojos secos
  • Boca seca
  • Cavidades dentales
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Ronquera
  • Las infecciones orales de levadura, como la candidiasis
  • Tos seca que no produce esputo
  • Dolor en las articulaciones, hinchazón y rigidez
  • Irritación y sangrado leve en la nariz
  • Glándulas parótidas agrandadas
  • Erupciones cutáneas o piel seca
  • Sequedad vaginal

Posibles causas del síndrome de Sjogren

Cada paciente debe saber que el síndrome de Sjogren es un trastorno autoinmune que significa que el cuerpo ataca sus propias células y tejidos. Por desgracia, no se sabe por qué sucede esto, pero los investigadores creen que una combinación de factores desencadenan algo que va mal con el sistema inmunológico. Estos desencadenantes pueden ser:

  • Herencia
  • Hormonas
  • Infección viral o bacteriana
  • Trastorno del sistema nervioso

En el caso del síndrome de Sjogren, los glóbulos blancos llamados linfocitos se dirigen, atacan y dañan sus glándulas productoras de humedad. Estas células también pueden dañar otros órganos, incluidos los pulmones, los riñones y el hígado.

Factores de riesgo para el desarrollo del síndrome de Sjogren

Lamentablemente, aunque cualquiera puede desarrollar el síndrome de Sjogren, suele ocurrir en personas con uno o más factores de riesgo conocidos. Éstas incluyen:

Enfermedad reumática
Es común que las personas que tienen síndrome de Sjogren también tienen una enfermedad reumática, como la artritis reumatoide, lupus, esclerodermia o poliomielitis. Está probado que este lugar le pone en alto riesgo para desarrollar este síndrome.

Ser mujer
Ya se mencionó que las mujeres tienen 9 veces más probabilidades que los hombres de tener síndrome de Sjogren.

Tener una cierta edad
El síndrome de Sjogren generalmente se diagnostica en personas mayores de 40 años.

Tener una historia familiar de Sjogren
Síndrome de Sjogren a veces se ejecuta en las familias, a pesar de algún gen específico que es responsable de la condición y que todavía no se encuentra.

Diagnóstico del síndrome de Sjogren

Historia del paciente
Para diagnosticar el síndrome de Sjogren, cada médico debe primero preguntar por un historial de síntomas, incluyendo cuánto tiempo el paciente los tiene. El médico puede preguntar acerca de la dieta, incluyendo los tipos y cantidades de líquidos que el paciente bebe en un día.

Artículo relacionado >  El síndrome de Sjogren: Causas, síntomas y tratamiento

Análisis de sangre
Cada paciente debe saber que el médico puede pedir análisis de sangre para comprobar el recuento sanguíneo y la tasa de sedimentación. El objetivo principal de estas pruebas es, por supuesto, comprobar si hay autoanticuerpos. Comprobar el recuento sanguíneo permite al médico conocer la proporción de los diversos tipos de células sanguíneas en un volumen determinado de la sangre. Los autoanticuerpos pueden desempeñar un papel en la respuesta inflamatoria, que puede dañar tejidos y órganos.

Prueba de lágrimas
Debido a que la afección afecta la capacidad de producir lágrimas, el médico puede medir la sequedad de los ojos del paciente con una prueba denominada prueba de desgarro de Schirmer, en la que un pequeño trozo de papel de filtro se coloca debajo del párpado inferior para medir las lágrimas. Un oftalmólogo también puede examinar los ojos con una lámpara de hendidura después de colocar una gota de líquido que contiene un tinte en el ojo.

Imágenes
No demasiadas personas han oído hablar de esta prueba, pero es importante saber que, para comprobar el estado de las glándulas salivales, el médico suele pedir una radiografía especial llamada sialograma. Detecta el tinte que se inyecta en las glándulas parótidas, situado detrás de la mandíbula y delante de las orejas. Lo bueno de la prueba es que revela el flujo de saliva en la boca. El hecho es también que el médico puede realizar una prueba de flujo de la glándula parótida para determinar la cantidad de saliva que el paciente produce con el tiempo.

Biopsia
El médico también puede recomendar hacer una biopsia de labio para detectar la presencia de cúmulos de células inflamatorias, lo que puede indicar síndrome de Sjogren. A pesar de que el paciente a menudo tiene miedo de hacer esta prueba, es muy fácil, se extrae una pequeña porción de tejido de las glándulas salivales ubicadas en el labio y se examina con un microscopio.

Muestra de orina
La muestra de orina que se puede analizar en el laboratorio para determinar si el síndrome de Sjogren ha afectado a los riñones podría ser extremadamente beneficiosa.

Posibles complicaciones si no se tratan

Aunque hay muchas complicaciones posibles del síndrome de Sjogren, la mayoría de ellas son más molestas que serias. Pero incluso algunas serias pueden desarrollarse. Complicaciones comunes del síndrome de Sjogren incluyen:

  • Dificultad para tragar
  • Cavidades dentales
  • Problemas de la vista
Artículo relacionado >  Síndrome de Sjögren: causas y síntomas

Las complicaciones menos comunes incluyen:

  • Inflamación de órganos como pulmones, riñones o hígado

Estas inflamaciones pueden causar neumonía, bronquitis u otros problemas en los pulmones y pueden conducir a problemas con la función renal.

  • Problemas cardíacos para bebés nacidos de madres con síndrome de Sjogren

Cuando un paciente planea quedar embarazada, debe hablar con el médico acerca de la prueba de ciertos autoanticuerpos que pueden estar presentes en la sangre, porque se han asociado con un síndrome de lupus neonatal.

  • Cáncer de los ganglios linfáticos (linfoma)
  • Trastornos del sistema nervioso periférico

Los síntomas más comunes son entumecimiento, hormigueo y ardor.

Medicamentos

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
Este grupo de medicamentos ayuda a aliviar tanto el dolor como la inflamación. El más comúnmente usado es la aspirina. Siempre deben tomarse con los alimentos.

Corticosteroides
La mayoría de las personas ya saben que estos medicamentos reducen la inflamación y pueden retardar el daño articular. A corto plazo, los corticosteroides pueden hacer que se sienta dramáticamente mejor. Posibles efectos secundarios pueden incluir moretones fácil, adelgazamiento de los huesos, cataratas, aumento de peso, una cara redonda, diabetes y presión arterial alta.

Hidroxicloroquina (Plaquenil)
Este medicamento antipalúdico puede ser útil si tiene inflamación de las articulaciones, como ocurre con la artritis reumatoide.

Pilocarpina (Salagen)
Se debe prescribir un medicamento llamado Pilocarpine si el paciente tiene síntomas de boca seca causados ​​por el síndrome de Sjogren.

Cevimeline (Evoxac)
La mayoría de la gente ya ha oído hablar de este medicamento que también se utiliza para aliviar los síntomas de una boca seca. Funciona causando que ciertas glándulas de la boca produzcan más saliva. Los efectos secundarios comunes pueden incluir sudoración excesiva, náuseas, y una nariz congestionada o congestionada.

Ciclosporina
Inmunosupresores

Estos medicamentos, como Cyclophosphamide (Cytoxan), metotrexato (Rheumatrex), micofenolato (CellCept) y Azathioprine (Imuran), suprimen el sistema inmune.

Cirugía

La mayoría de los pacientes ya saben que hay una forma de aliviar los ojos secos, un procedimiento quirúrgico menor para sellar los conductos lagrimales que drenan las lágrimas de los ojos. Colágeno o tapones de silicona se insertan en los conductos para un cierre temporal.

Pronóstico

Lamentablemente, el síndrome de Sjogren sigue siendo fundamentalmente una enfermedad incurable, ya que no se ha identificado ningún método terapéutico que pueda alterar el curso de la enfermedad. Sin embargo, el tratamiento de los ojos secos es en gran parte sintomático e incluye lágrimas artificiales y ungüentos lubricantes. Ocasionalmente, los pacientes pueden requerir oclusiones puntuales quirúrgicas para bloquear el drenaje lagrimal.

Author: Dra. Lizbeth

Dra. Lizbeth Blair está graduada de medicina, anestesióloga, formado en la Universidad de la Facultad de Medicina de Filipinas. Ella también tiene una licenciatura en Zoología y una Licenciatura en Enfermería. Ella sirvió varios años en un hospital del gobierno como el Oficial de Capacitación del Programa de Residencia en Anestesiología y pasó años en la práctica privada en esta especialidad. Se formó en la investigación de ensayos clínicos en el Centro de Ensayos Clínicos en California. Ella es una investigadora y escritora de contenido con experiencia que le encanta escribir artículos médicos y de salud, reseñas de revistas, libros electrónicos y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

11.927 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>