Telesna dejavnost zmanjšuje možnosti za raka

Los físicamente activos son menos propensos a desarrollar cáncer. Hay evidencia convincente de que la actividad física reduce el riesgo de formas específicas de cáncer.

Telesna dejavnost zmanjšuje možnosti za raka

Telesna dejavnost zmanjšuje možnosti za raka

Los físicamente activos son menos propensos a desarrollar cáncer

Hay pruebas convincentes de que la actividad física reduce el riesgo de formas específicas de cáncer. Una investigación dirigida por el Ministerio de Salud japonés planteó que las personas físicamente activas tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer que sus contrapartes sedentarias o sus colegas menos activos.

La población encuestada se dividió en cuatro grupos de acuerdo con su relación de la tasa metabólica individual de trabajo, o (equivalente metabólico), que se determinó por la cantidad de tiempo que los encuestados pasaban sentados, hoja, Stalnega, durmiendo y haciendo ejercicio. Esta investigación puso de manifiesto que los hombres en el grupo más activo de personas encuestadas tenían 13 por ciento menos riesgo de desarrollar cáncer en comparación con el grupo menos activo, y las mujeres en el grupo más activo tenían un 16 por ciento menos riesgo que sus homólogos sedentarios.

La actividad física reduce el riesgo de varios tipos de cáncer

Hay pruebas convincentes de que la actividad física está asociada con un menor riesgo de cánceres de colon in Mama. Varios estudios también han informado de los vínculos entre la actividad física y un menor riesgo de cánceres de próstata, Pljuč y revestimiento del útero (raka endometrija).

Tres grandes estudios realizados en Italia y Estados Unidos estimaron que la inactividad física podría causar el 13-14% de todos los casos de cáncer intestinal y el 11% de los casos de cáncer de mama. Otro estudio publicado en el British Journal of Cancer mostró que las personas que caminaban o hacían ciclismo durante una hora al día tenían un 16% menos de probabilidades de desarrollar cáncer y los que caminaban o hacían ciclismo por sólo media hora al día, los cuales tenían un 34% menos de probabilidades de morir de cáncer y 33% más probabilidades de vencer a la enfermedad. Los beneficios de un estilo de vida físicamente activo van mucho más allá de reducir el riesgo de cáncer. Incluyen menor riesgo de enfermedad cardíaca, visok krvni tlak, diabetes y osteoporosis.

Reducción del riesgo de cáncer de mama con actividad física a largo plazo

Un estudio publicado en Archives of Internal Medicine mostró que la actividad física a largo plazo extenuante disminuye el riesgo de una mujer de cáncer de mama invasivo e in situ. Los resultados de este estudio ponen de manifiesto que las mujeres que participan anualmente en más de cinco horas por semana de actividad intensa tenían un menor riesgo de cáncer de mama invasivo en comparación con las mujeres menos activas.
La mayor reducción de riesgo se ha observado en las mujeres delgadas que disfrutaron de actividad física recreativa, en comparación con las mujeres obesas y aquellas cuya actividad física era el trabajo o las tareas domésticas relacionadas. Los investigadores también descubrieron que las mujeres que participaron en una actividad física prolongada o moderada a largo plazo tuvieron un menor riesgo de cáncer de mama invasivo receptor de estrógenos (ER-negativo), pero no de cáncer de mama invasivo ER-positivo.

VŠEČ MI JE, KAJ SEM VIDEL,

Aunque la evidencia del estudio plantea que la actividad física reduce el riesgo de cáncer de mama tanto en mujeres premenopáusicas como posmenopáusicas, los altos niveles de actividad física moderada y vigorosa durante la adolescencia pueden ser especialmente protectores. Aunque se piensa que toda una vida de actividad regular y vigorosa es de mayor beneficio, las mujeres que aumentan su actividad física después de la menopausia también pueden experimentar un riesgo reducido en comparación con las mujeres inactivas.

El ejercicio mejora los resultados del cáncer colorrectal

Muchos estudios en los Estados Unidos y en todo el mundo han encontrado consistentemente que los adultos con mayor actividad física pueden reducir su riesgo de desarrollar cáncer de colon en un 30-40 odstotkov, en relación con los que son sedentarios, independientemente de su indeks telesne mase (IMC) con la mayor reducción de riesgo entre los más activos. Ocenjuje se, da 30-60 minutos de moderada a vigorosa actividad física por día es necesaria para proteger contra el cáncer de colon.

Dos nuevos estudios prospectivos observacionales publicados en el Journal of Clinical Oncology ofrecen pruebas convincentes de que la actividad física regular en los meses siguientes al tratamiento puede disminuir el riesgo de recurrencia del cáncer y la muerte por cáncer colorrectal. V študijah, los pacientes con cáncer colorrectal precoz o posterior (pero no metástasis a distancia) que realizaban actividad regular después del diagnóstico disminuyeron la probabilidad de recurrencia y mortalidad por cáncer entre el 40 in 50 odstotkov ali več, en comparación con los pacientes que participaron en poca o ninguna actividad.

Se sabe que la actividad física puede proteger contra el cáncer de colon y el desarrollo del tumor a través de su papel en el equilibrio energético, el metabolismo hormonal, la regulación de la insulina y disminuyendo el tiempo que el colon está expuesto a posibles carcinógenos.

La actividad física reduce el riesgo de cáncer endometrial

La investigación sugiere que el ejercicio regular, así como las actividades rutinarias como caminar para el transporte o realizar tareas domésticas pueden reducir el riesgo de una mujer para el cáncer endometrial. Un estudio publicado en el Diario de Epidemiología y Prevención sugiere que las mujeres que son físicamente activas tienen un 20 odstotkov za 40 por ciento redujo el riesgo de cáncer de endometrio, con la mayor reducción en el riesgo entre aquellas con los más altos niveles de actividad física. Los cambios en la masa corporal y los cambios en los niveles y el metabolismo de las hormonas sexuales, kot estrogen, son los principales mecanismos biológicos que se cree que explican la asociación entre la actividad física y el cáncer endometrial.

La actividad física reduce el riesgo de cáncer de pulmón y de intestino

Los estudios sugieren una asociación inversa entre la actividad física y el riesgo de cáncer de pulmón, con la mayoría de los individuos físicamente activos experimentan una reducción de un 20 por ciento en el riesgo. Los científicos han encontrado que las personas que están involucradas en trabajos activos tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer intestinal. Un gran estudio publicado en el Journal of Cancer Epidemiological Markers concluyó que las personas que son físicamente activas pueden reducir su riesgo de cáncer de intestino por un cuarto.

Zato, el riesgo general de cáncer puede ser reducido por la actividad física. Mantenerse activo es una de las mejores cosas que pueden reducir el riesgo de muchos tipos de enfermedades, incluyendo cánceres y enfermedades del corazón. Los estudios mencionados anteriormente nos dan aún más razones para hacer de la actividad física una parte importante de nuestras vidas.

pusti odgovor