Test genético preimplantacional

La detección genética de preimplantación es un procedimiento que se puede utilizar en combinación con FIV o ICSI. Se pueden identificar embriones en riesgo de llevar enfermedades genéticas. ¿Qué debe considerar después de haber realizado este procedimiento, y cómo funciona?

Test genético preimplantacional

Test genético preimplantacional

¿Qué es la detección genética de preimplantación (DGP)?

El cribado genético preimplantacional es también conocido como la selección de embriones, el diagnóstico genético de preimplantación, y el cribado de aneuploidías. Es un procedimiento que se puede aplicar a los embriones creados a través de la FIV y ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) para la detección de anormalidades. El cribado genético preimplantacional puede mirar muchas condiciones que son causadas por un solo gen, así como para detectar anomalías cromosómicas.

La DGP puede detectar la fibrosis quística, la enfermedad de Tay-Sachs, la anemia de células falciformes y la enfermedad de Huntingdon. Además, los trastornos recesivos y dominantes ligados al sexo como raquitismo resistente síndrome X frágil y la vitamina D se pueden buscar con PGS. El cribado genético preimplantatorio es un procedimiento de detección en lugar de un procedimiento de diagnóstico. A pesar de que tiene por objeto prevenir la implantación de embriones se considera que tiene un mayor riesgo de llevar las anormalidades que son examinadas para detectar, no es algo que elimina la posibilidad de tener un hijo con una enfermedad genética. El cribado genético preimplantacional también se utiliza para identificar los embriones más fuertes y más saludables creados por fecundación in vitro, y también se pueden utilizar un perfil de embrión para que coincida con un hermano de modo que el embrión pueda ser donante de médula ósea más adelante, en otras palabras, a crear un “hermano salvador”.

¿Quién debe participar en el cribado genético preimplantacional?

El cribado genético preimplantacional se recomienda para las parejas que tienen antecedentes familiares de enfermedades genéticas. Es también conveniente para las personas que ya tengan un niño o niños con un trastorno genético previo. Las mujeres que han tenido varios abortos involuntarios, o que están utilizando la fecundación in vitro para quedarse embarazadas después de los 35 también puede hablar con su equipo médico acerca de PGS. Las parejas que han experimentado varios ciclos fallidos de FIV deben tener en cuenta el procedimiento también, ya que los intentos fallidos de FIV pueden deberse a problemas cromosómicos en los embriones. Las ventajas de la detección genética de preimplantación son claras. Para aquellos que quieren interrumpir un embarazo a causa de que el bebé esta afectado por un trastorno genético, el cribado previo a la implantación del embrión elimina una larga espera y una gran cantidad de estrés. Hay preocupaciones éticas sobre el procedimiento también, por supuesto el cribado genético preimplantacional es sin duda una manifestación a la que algunas personas se refieren como “jugar a ser Dios”. Con la selección de embriones, los profesionales médicos deciden a qué embrión se le da la oportunidad de ser implantado, y al que no. Al mismo tiempo, el proceso de selección no descarta por completo la posibilidad de que el futuro niño tenga una enfermedad genética, por lo que puede ofrecer una falsa sensación de seguridad.

El procedimiento de DGP

El cribado genético preimplantacional se lleva a cabo como parte de la FIV o ICSI. Tendrá un cargo adicional, por supuesto. PGS se lleva a cabo después de que sus huevos hayan sido fertilizado, el día dos o tres. El blastocisto (embrión futuro) tendrá ocho células en este punto, y se retiran una o dos células.  Este procedimiento se lleva a cabo en todos sus embriones, de manera que los mejores embriones a implante pueden ser identificados. Los embriones que son afectados por condiciones genéticas pueden ser destruidos o se pueden utilizar para la investigación científica, donde se ha dado su consentimiento.

El procedimiento también puede llevarse a cabo en los días cinco o seis, en cuyo caso más células se puede quitar para la prueba. Algunos embriólogos creen que esto conduce a resultados más precisos. Así que, ¿cuáles son los riesgos del cribado genético preimplantacional? La eliminación de las células de un óvulo fertilizado puede parecer un procedimiento poco invasivo. La mayoría de las veces, PGS no daña el blastocisto de manera que se puede observar. En algunos casos, el óvulo fertilizado se daña al punto de que no se puede utilizar para la FIV.

Deja un comentario