Un sentido distorsionado del olfato

Los trastornos del olfato pueden ser irritantes para la persona que sufre de ellos. Fosmosmia (detectar un olor que no está presente en absoluto) o parosmia (alteración en la percepción normal de los olores) puede ser inquietante y desorientante, así como peligrosa. Imagine un incendio que estalla en la casa de una persona que no puede oler el humo.

Un sentido distorsionado del olfato

Un sentido distorsionado del olfato

Los orígenes de los trastornos del olfato pueden ser de naturaleza variada. Algunas de las cosas que potencialmente pueden ser la causa son:

1. Envejecimiento

El envejecimiento normal puede jugar estragos con los sistemas sensoriales normales de nuestro cuerpo y el sentido del olfato no es diferente. La degeneración neuronal durante un período de tiempo puede conducir a una reducción en la capacidad de oler olores o percibirlos incorrectamente.

2. Lesión en la cabeza

Si los síntomas aparecen repentinamente después de una caída o un accidente, entonces la posibilidad de una lesión en la cabeza debe ser investigada. Nuestro cerebro es responsable de interpretar las señales recibidas de todo el cuerpo, por lo que una lesión en el bulbo olfatorio situado cerca de la parte frontal del cerebro puede causar un error en la percepción de diversos olores.

El traumatismo craneoencefálico necesita ser tratado inmediatamente y requerirá múltiples investigaciones incluyendo tomografías computarizadas y resonancia magnética.

3. Sinusitis e infecciones del tracto respiratorio superior

La presencia de inflamación en el tracto respiratorio o un pólipo en los senos afectará la capacidad del cuerpo para detectar los olores correctamente. Esta puede ser la razón detrás de la fosmosmia o parosmia.

Una radiografía así como endoscopia será provechosa en la detección de crecimientos sinusales. Las alergias también tendrán que investigarse como la causa detrás de la inflamación de las vías respiratorias superiores.

El uso de descongestionantes nasales, la eliminación de los pólipos y el uso de antihistamínicos debe ayudar a recuperar el sentido normal del olfato.

ME GUSTA LO QUE VEO

4. Problemas dentales

La cavidad oral es el hogar de una serie de microorganismos que pueden convertir patógenos en condiciones adecuadas. Presencia de perioditis en la boca aumenta estos organismos gram negativos que son responsables de producir sulfuro como subproductos que causan halitosis, así como desempeñar un papel en la alteración de la sensación de olor.

Un procedimiento de profilaxis oral completo que elimine los diversos nichos de colonias gram negativas ayudará a resolver la condición.

5. Exposición a productos químicos

La exposición a ciertos elementos como el mercurio y el plomo puede tener un efecto perjudicial sobre el sentido del olfato. De hecho, esto puede ser el primer signo de una exposición sistémica más amplia.

El uso de estos elementos es altamente restringido, especialmente entre los productos que se ingieren o se pone en contacto con la piel, sin embargo niveles muy altos se encuentran en las zonas donde las contaminaciones vehiculares son incontroladas.

Estos elementos se combinan con las células en el cuerpo formando complejos que son difíciles de eliminar. En las encías aparece una delgada línea negra azulada y se considera un signo patognomónico de envenenamiento con estos elementos.

Los casos graves también pueden requerir hospitalización.

6. Medicamentos

Algunos antibióticos y medicamentos antihistamínicos pueden causar la clase de antibióticos que no tiene este efecto.

El sentido del olfato volverá a la normalidad como la concentración de antibióticos se reduce en el cuerpo.

Deja un comentario