Vulvovaginitis: Causas de inflamación, dolores y prurito de la vulva y zona vaginal

Si bien las causas son muchas, la causa más común de que el área de la vagina este muy hinchada, con dolor, comezón, inflamación, es una condición llamada vulvovaginitis, que se caracteriza por la inflamación crónica y/o infección de la vulva y la vagina.

Vulvovaginitis: Causas de inflamación, dolores y prurito de la vulva y zona vaginal

Vulvovaginitis: Causas de inflamación, dolores y prurito de la vulva y zona vaginal

Los síntomas

Las causas de la vulvovaginitis

La condición, vulvovaginitis es bastante común y ninguna mujer es inmune a ella. Afecta a las mujeres de todas las edades y orígenes. La condición es a menudo provocada o causada por:

  • Bacterias, parásitos, virus y levaduras y ciertas infecciones de transmisión sexual (ITS).
  • La falta de higiene, alérgenos, jabones perfumados, geles de baño, perfumes, productos de higiene femenina, los anticonceptivos vaginales, que pueden causar picor, erupciones cutáneas e inflamación en el área genital.
  • Ropa que le queda apretada, no absorbente que puede causar irritación y erupciones de calor. Sobre todo porque el tejido de la piel irritada es más propenso a la infección.
  • La ropa mojada, sucia, o prendas interiores húmedas proporcionan un caldo de cultivo perfecto para los microorganismos causantes de infección, ya que se desarrollan en ambientes oscuros, cálidos y húmedos. Tales condiciones son culpables, no sólo haciendo la vulvovaginitis, sino también pueden prolongar su periodo.
  • La vaginosis bacteriana. Es otra de las causas, es un crecimiento excesivo de ciertos tipos de bacterias dentro de la vagina. Tales bacterias también son responsables de un flujo vaginal denso gris y un olor a pescado vaginal fuerte.
  • Candida albicans: Es famosa por causar infecciones por hongos y son, quizás, las causas más comunes de la vulvovaginitis en mujeres. Las infecciones por hongos por lo general comienzan con picazón en el área genital, así como con un flujo espeso y blanco de tipo queso cottage. Causando inflamación.
  • También es importante ser consciente del hecho de que el uso de antibióticos también puede causar infecciones por hongos, ya que tienden a matar las bacterias anti-hongos normales dentro de la vagina.
  • Trichomonas vaginitis: Es una infección de transmisión sexual, y la otra causa muy común de vulvovaginitis. Se caracteriza por una gran picazón en el área genital, con una descarga pesada y fuerte, que a veces es de color amarillo, gris o verde.
  • La vulvovaginitis es también común en las mujeres post-menopáusicas debido a la caída en sus niveles de estrógeno, lo que suele provocar sequedad vaginal, adelgazamiento de las paredes y los tejidos de la vagina y puede conducir a la inflamación genital aún más agresiva, ardor y prurito.
  • Ciertas enfermedades de la piel, pérdida o tampones ‘olvidados’, y hasta la pubertad, la falta de higiene, bacterias fecales.
  • El abuso sexual, especialmente en las jóvenes, pueden llevar a episodios recurrentes e inexplicables de la inflamación crónica en curso y picazón de la vulva.

Palabras de precaución

Mientras que muchas mujeres se van a tratar con medicación de venta libre, tales como Monistat para las infecciones por hongos, tenga en cuenta que si los síntomas persisten después de una semana, esto podría ser signo de otra cosa y debe consultar a su médico inmediatamente.

Su médico llevará a cabo un examen pélvico, y puede ser capaz de detectar cualquier inflamación, hinchazón y enrojecimiento en la vagina o la vulva. Dependiendo de la opinión y el diagnóstico profesional de su médico, él o ella le prescribirá un tratamiento que podría incluir medicamentos tales como: antibióticos orales o tópicos, crema anti-hongos, crema de estrógeno para las mujeres con niveles bajos, esteroideos como la cortisona, y los antihistamínicos para tratar reacciones alérgicas.

También le recomendará precauciones diarias con respecto a los tipos adecuados de ropa interior y prendas de vestir y maneras en que puede disminuir la humedad y aumentar el oxígeno y el flujo de aire adecuado en el área genital. También es importante ser consciente si ha sido diagnosticada con una ITS, para prevenir la reinfección, es fundamental que su pareja sexual sea tratada también, e incluso si no tienen síntomas o signos físicos.

Deja un comentario