Estapedectomía para la otosclerosis

Otosclerosis es una condición específica en la que se forma tejido óseo nuevo y no deseado en el hueso que rodea el oído interno. Este nuevo hueso contiene muchos vasos sanguíneos y por lo tanto es mucho menos duro que el hueso normal.

Estapedectomía para la otosclerosis

Estapedectomía para la otosclerosis

Poco a poco, el nuevo hueso madura y se vuelve duro, en un proceso llamado esclerosis. En la otosclerosis, la consistencia de los huesos de conducción del sonido de los cambios en los oídos de hueso duro, mineralizada al tejido óseo esponjoso, inmaduro. El troble es que la falta de vibraciones evita que el sonido se lleve a cabo en el interior, lo que lleva a una pérdida de audición conductiva.

Anatomía del oído

Normalmente, el sistema de conducción del oído se divide en tres partes: el oído externo, el oído medio y el oído interno. El oído externo recoge el sonido a través de la membrana del tímpano que vibra. Estas vibraciones se transmiten al oído interno por tres huesos pequeños:

  • El martillo
  • El yunque
  • El estribo

Estos son los tres huesos más pequeños de nuestro cuerpo. Trabajan mediante el aumento de la presión del sonido y la transmisión del sonido en el oído interno. En el oído interno, las vibraciones estimulan las células ciliadas que transforman las vibraciones en impulsos eléctricos que son transportados por el nervio auditivo al cerebro.

Fisiopatología de la otosclerosis

Si hay algún problema en el oído externo o medio, problemas de audición conductiva. Existen diferentes alteraciones dependiendo de la localización del daño.

  • Si el problema está en el oído interno, dará lugar a alguna deficiencia auditiva nerviosa
  • Cuando hay dificultades tanto en el oído medio e interno, conduce a la alteración mixta.

Los impedimentos mixtos son muy comunes en la otosclerosis, pero el componente conductor predomina en la mayoría de los casos.

¿Por qué es tan importante este hueso del estribo?

Es el estribo que conecta al oído interno en un hueco óseo llamado la ventana oval. El mayor problema es que, cuando hablamos de la otosclerosis, la formación del hueso nuevo alrededor de la ventana oval detiene el estribo de movimiento, que normalmente conduce a la completa sordera.

La incidencia de la condición

Cuando esta condición está presente, los dos oídos están a menudo involucrados. Varios estudios han demostrado que la condición se produce en los hombres y las mujeres con frecuencia casi igual, y que por lo general comienza en la adolescencia o veinte años. Menos del 1% de la población se ve afectada por esta condición. Aunque la otosclerosis tiende a darse en familias, lo hace de forma irregular, los padres con otosclerosis no necesariamente lo transmiten a su descendencia. Algunos estudios han demostrado que alrededor del 10 por ciento hasta un máximo del 18 por ciento de todas las mujeres caucásicas y entre el 7 y el 9 por ciento de todos los hombres caucásicos entre las edades de 30 y 50 años, tienen signos histológicos de otosclerosis. Menos del 10 por ciento de estas personas, en realidad va a buscar ayuda para la pérdida de audición.

Tipos de discapacidad auditiva de la otosclerosis:

En general, hay dos tipos de otosclerosis y que son:

La otosclerosis coclear

Durante este proceso, la otosclerosis puede extenderse al oído interno y una deficiencia auditiva neurosensorial puede resultar debido a la interferencia con la función nerviosa. Este deterioro del nervio se llama la otosclerosis coclear y una vez que se desarrolla es permanente y no hay cura para ella.

Estapedial otosclerosis

En algunos casos, la otosclerosis puede propagarse al estribo o el hueso estribo, el último eslabón de la cadena transformador del oído medio, que conduce a la pérdida de audición conductiva. Este tipo de deterioro se llama estapedial otosclerosis y suele ser corregible mediante cirugía.

Las posibles causas de la otosclerosis

Herencia

Muchos expertos creen que sólo la herencia puede ser la causa. La otosclerosis se da en familias en muchos casos, pero la verdad es que la causa genética no está clara. Es muy posible que hay un número de diferentes tipos genéticos de otosclerosis, pero todavía no hay distinción clara entre ellas. La teoría más común ha sido que hay un gen dominante que puede causar otosclerosis.
Es difícil encontrar la causa subyacente de la otosclerosis, ya que no puede ser la misma en cada uno.

Género

Algunos estudios, han demostrado que las mujeres son más propensas a desarrollar otosclerosis que los hombres.

El embarazo

Está comprobado que las mujeres susceptibles pueden desarrollar otosclerosis durante el embarazo.

Raza

Los caucásicos tienden a ser la raza más comúnmente afectada.

Osteogénesis imperfecta

Es un trastorno genético que se caracteriza por tener huesos anormalmente frágiles.

El agua no fluorada

Algunas evidencias sugieren que el consumo de agua no fluorada puede aumentar el riesgo de otosclerosis en personas susceptibles.

Causas desconocidas

Algunas personas desarrollan otosclerosis a pesar de que no tienen ninguno de los factores de riesgo conocidos.

Los síntomas de la otosclerosis

La sordera es el síntoma principal y suele estar presente en los dos oídos. La mayoría de los pacientes notan la sordera antes de la edad de 50 años. Los ruidos en el oído (tinnitus) están presentes en la mayoría de los casos. Varios pacientes también han notado:

  • Ligera inestabilidad
  • Dolor
  • Descarga de los oídos
  • Audiencia que puede mejorar en condiciones de ruido
  • Mareos

El diagnóstico de otosclerosis

El diagnóstico de la otosclerosis se basa en una combinación de los:

  • Antecedentes familiares del paciente
  • Los síntomas del paciente
  • Los resultados de las pruebas de audición

Cada médico debe primero determinar si la pérdida auditiva del paciente es conductiva o sensorial-neural. Las dos pruebas que se utilizan comúnmente para distinguir la pérdida de audición conductiva de la neurosensorial son:

  • Tes de Rinne
  • Prueba de Weber

Una tomografía computarizada (TC) o el estudio de rayos x de la cabeza también se puede realizar para determinar si la pérdida auditiva del paciente es conductiva o neurosensorial.

El tratamiento de la otosclerosis. Estapedectomía

El mejor tratamiento posible de la otosclerosis es la estapedectomía. Estapedectomía es un tratamiento quirúrgico para la otosclerosis en la cual se retira el estribo inmovilizado, y se inserta una pequeña prótesis de platino o acero inoxidable en el oído medio para reemplazarlo. Es un procedimiento muy bueno y eficaz. El hecho es que la prótesis de acero inoxidable artificial es menor a 1/8 de pulgada de largo / 0,32 Cms. El daño más extenso puede requerir la extirpación de toda la base del estribo, mientras que un pequeño foco de la enfermedad permite la extirpación de menos tejido. En estapedectomía, el tímpano se gira hacia delante y se retira el estribo fijo. Después de esto, el tejido se coloca sobre la abertura en el oído interno y se inserta una prótesis, unida al yunque.

Efectividad de la estapedectomía

Esta operación se ha realizado desde hace años y el hecho es que es extremadamente eficaz y generalmente restaura la audición normal en pacientes con pérdida de audición conductiva. Los pacientes generalmente pueden regresar a trabajar dentro de una semana. El procedimiento se realiza generalmente en forma ambulatoria. Cualquier anestesia local o general se puede utilizar, en función de la comodidad del cirujano y el paciente. Un injerto de tejido pequeño, por lo general de una vena en la mano del paciente, se toma y se utiliza para sellar la ventana oval después de que se inserte la prótesis.

Las posibles complicaciones de la estapedectomía

La pérdida de audición

Está claro que cada manipulación del estribo produce una reacción en el oído interno, que a veces puede dar lugar a mareos y pérdida de la audición posiblemente. Sin embargo, en el 90% de los casos los resultados de estapedectomía son muy buenos. En un pequeño porcentaje de los casos puede haber una pérdida severa o total de la audición en el oído que fue operado.
Es importante saber que esto puede ocurrir inmediatamente después de la cirugía o retrasarse durante varios años.

No hay mejoría

En aproximadamente el 10% de los casos, la audiencia es sólo ligeramente mejorada o no hay mejoría.

El daño del nervio facial

Puesto que el nervio facial que inerva los músculos de la cara se ejecuta a través del oído medio, de vez en cuando se daña, produciendo una debilidad asimétrica de la cara.

Alteración del sentido del gusto

El sistema nervioso llamado la cuerda del tímpano, suministra el sentido del gusto y con frecuencia puede resultar dañado. Esto resulta en un sabor metálico temporal que generalmente no causa ningún problema significativo.

Otras complicaciones

El vértigo con la pérdida de la audición y el tinnitus puede ser posterior a la cirugía, ya sea debido a una fuga de líquido alrededor del estribo artificial, infecciones del oído medio o algunas otras condiciones.

Consejos para después de la operación

La noche después de la operación, el paciente debe estar en silencio en el oído no operado. La cirugía por lo general tarda de dos a tres horas. Si todo va bien, se puede ir a casa cuando esté completamente despierto y se considere listo para el alta de su médico. Asegúrese de que alguien lo lleve a casa.

No se recomienda:

  • Sonarse
  • Acostarse en la cama
  • Retirarse el contenido de la oreja

Otros consejos:

  • No introducir agua en el oído
  • No hacer ejercicio extenuante
  • No retire ningún embalaje
  • Informe a su médico de fiebre alta, dolor excesivo, drenaje excesivo o drenaje con olor.

Alternativa a la cirugía

En algunos casos, la cirugía no es posible y un audífono puede ser utilizado en su lugar. Las personas que no deberían tener estapedectomía incluyen aquellos que experimentan frecuentes cambios en la presión barométrica (pilotos y buzos), los pacientes de edad avanzada con un desequilibrio inicial, las personas cuyas vocaciones exigen excelente equilibrio, y cualquier persona con enfermedad conocida de Meniere (la estapedectomía a menudo causa una profunda pérdida de audición permanente en pacientes con enfermedad de Meniere). Si una persona tiene una membrana timpánica perforada debido a una infección del oído medio, la infección debe ser limpiada y la membrana curada antes de la estapedectomía. Los pacientes con pérdida auditiva neurosensorial o pérdida de audición mixta pueden no mejoran después de la estapedectomía, y no son susceptibles de beneficiarse de la cirugía.

Deja un comentario