¿Qué puede causar la agitación del estómago?

By | marzo 14, 2019

La agitación del estómago es una sensación incómoda en el abdomen que puede ocurrir junto con las náuseas y otros síntomas digestivos. Aunque la rotación del estómago a menudo es solo temporal, a veces puede ser un signo de una condición subyacente.
En este artículo, describimos 11 posibles causas de agitación del estómago. También explicamos cuándo consultar a un médico y brindamos algunos consejos para tratar y prevenir la agitación del estómago.

¿Qué puede causar la agitación del estómago?

¿Qué puede causar la agitación del estómago?

1. Indigestión

Indigestión, o dispepsia, se refiere al dolor o malestar en la parte superior del abdomen.

Otros síntomas de indigestión pueden incluir :

  • Una sensación de ardor en la parte superior del abdomen.
  • Llenarse demasiado pronto o sentirse incómodo mientras come.
  • Hinchazón.
  • Un estómago revuelto o gorgoteo.
  • Eructos o gases.
  • Náusea
  • Vomitos

No siempre hay una razón obvia para la indigestión, pero algunas causas comunes incluyen:

  • Comer o beber demasiado o muy rápido.
  • Comer alimentos picantes, grasosos o ácidos.
  • Beber demasiadas bebidas con cafeína o carbonatadas.
  • Estrés.
  • Fumar.

La indigestión recurrente a veces puede ser un síntoma de una afección médica subyacente, como:

  • Acidez estomacal y enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Úlceras estomacales.
  • Gastritis.
  • Inflamación de la vesícula biliar.
  • Infección por la bacteria Helicobacter pylori.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Síndrome del intestino irritable (SII).
  • Cáncer de estómago.

Las personas con indigestión severa o recurrente deben ver a un médico. Deben buscar atención médica inmediata si la indigestión acompaña a alguno de los siguientes síntomas:

  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Dificultad para tragar.
  • Vómitos severos o frecuentes, especialmente si el vómito contiene sangre.
  • Heces negras, alquitranadas o con sangre.
  • Falta de aliento.
  • Dolor abdominal severo y persistente.
  • Dolor en el pecho, mandíbula, cuello o brazo.
  • Ictericia, que es una coloración amarillenta de la piel y los brazos.

2. Estrés y ansiedad

El intestino y el cerebro comparten muchas de las mismas conexiones nerviosas. Por esta razón, el estrés y la ansiedad pueden tener un efecto significativo en el sistema digestivo.

Cuando una persona se siente estresada o ansiosa, su cuerpo libera hormonas del estrés.

Algunas de estas hormonas ingresan al tracto digestivo, donde pueden provocar los siguientes síntomas y condiciones:

  • Estómago revuelto.
  • Indigestión.
  • Náusea.
  • Perdida del apetito.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Úlceras pépticas.
  • SII.

3. Síndrome premenstrual

Muchas personas tienen síndrome premenstrual (SPM), lo que significa que experimentan una variedad de síntomas en la semana anterior a su período.

En un estudio con mujeres sanas, los científicos investigaron las relaciones entre los síntomas digestivos, el estado de ánimo y la menstruación.

De los 156 participantes, el 73 por ciento informó haber experimentado al menos uno de los siguientes síntomas digestivos antes o durante su período:

  • Hinchazón.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Dolor pélvico.

Los problemas digestivos fueron más comunes entre los participantes que también experimentaron síntomas psicológicos, como depresión, ansiedad y fatiga. Los autores sugirieron que ciertas hormonas que el cuerpo libera durante la menstruación pueden afectar la función intestinal.

4. Embarazo

Los problemas digestivos son comunes durante el embarazo y pueden ocurrir como resultado de los cambios hormonales que tienen lugar dentro del cuerpo de la mujer. En las últimas etapas del embarazo, el útero y el feto en aumento también pueden ejercer una presión cada vez mayor en la cavidad abdominal.

Los problemas digestivos que pueden ocurrir durante el embarazo incluyen:

  • Acidez y reflujo ácido.
  • Diarrea
  • Estreñimiento.
  • Hinchazón.
  • Eructos o gases.
  • Náuseas y vómitos.

5. Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria es una enfermedad común que afecta a las personas que han consumido alimentos o bebidas contaminados. Las causas más comunes de intoxicación alimentaria son bacterias y virus dañinos. Otras causas incluyen ciertos parásitos, mohos y químicos.

Aunque cualquier persona puede sufrir una intoxicación alimentaria, las siguientes personas tienen un mayor riesgo:

  • Niños pequeños.
  • Mujeres embarazadas.
  • Adultos mayores.
  • Personas con sistemas inmunitarios debilitados, como los que se realizan trasplantes de órganos o viven con el VIH.

Los síntomas de la intoxicación alimentaria pueden variar de leves a graves, y pueden tardar horas o incluso días en aparecer después de que una persona consuma los alimentos contaminados.

Los síntomas comunes de la intoxicación alimentaria incluyen:

  • Indigestión.
  • Dolor abdominal y calambres.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Resfriado.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), cualquier persona que experimente cualquiera de los siguientes síntomas debe consultar a un médico:

  • Una temperatura superior a 101.5 °F / 38.5 °C.
  • Vómitos frecuentes.
  • Deshidración.
  • Mareos al levantarse.
  • Diarrea que dura más de 3 días.
  • Sangre en las heces.

6. Gastroenteritis viral

La gastroenteritis viral, que a menudo se denomina «gripe estomacal», es una infección viral de los intestinos.

La causa más común de gastroenteritis viral en adultos es el norovirus. En los niños, la causa más común de gastroenteritis viral es el rotavirus.

Los síntomas generales de la gastroenteritis viral incluyen:

  • Dolor abdominal y calambres.
  • Náusea.
  • Vomito.
  • Diarrea acuosa.
  • Fiebre.

La gastroenteritis viral por lo general no es grave. Sin embargo, los vómitos y la diarrea frecuentes pueden provocar una deshidratación grave, especialmente en bebés y niños pequeños. Los signos y síntomas de deshidratación incluyen:

  • Sed.
  • Boca seca.
  • Micción poco frecuente.
  • Ojos o mejillas hundidas.
  • Letargo.
  • Reducción de la turgencia de la piel, que es cuando la piel permanece elevada después de pellizcarla.

Los síntomas que requieren atención médica inmediata incluyen:

  • Letargo o irritabilidad.
  • Fiebre alta.
  • Vómitos frecuentes.
  • Diarrea que dura más de 2 días.
  • Pasar seis o más deposiciones sueltas en un día.
  • Heces negras, alquitranadas o con sangre.
  • Dolor severo en el abdomen o recto.

El tratamiento para las personas con gastroenteritis viral consiste principalmente en reemplazar los líquidos y electrolitos perdidos para prevenir la deshidratación.

7. Intolerancia a la lactosa

La agitación del estómago a veces puede ser un síntoma de una intolerancia a los alimentos, como la intolerancia a la lactosa.

Las personas con intolerancia a la lactosa experimentan síntomas digestivos después de consumir alimentos que contienen lactosa, un azúcar que está presente de forma natural en la leche y los productos lácteos. Estos síntomas ocurren porque su cuerpo no produce suficiente lactasa, una enzima que descompone la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es diferente a una alergia a la leche, que se debe a una respuesta inmune.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden incluir:

  • Hinchazón y gas.
  • Dolor abdominal y calambres.
  • Estómago revuelto.
  • Náuseas o vómitos.
  • Diarrea o heces sueltas y malolientes.

Muchas personas con intolerancia a la lactosa pueden controlar sus síntomas haciendo cambios en la dieta para evitar este azúcar.

8. Enfermedad celiaca

Las personas con enfermedad celíaca experimentan síntomas digestivos después de comer productos que contienen gluten. El gluten es una proteína que se encuentra principalmente en el trigo, la cebada y el centeno.

En las personas con enfermedad celíaca, el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada ante la presencia de gluten y comienza a atacar el revestimiento del intestino delgado.

Los síntomas de la enfermedad celíaca pueden variar entre las personas. Sin embargo, algunos síntomas digestivos comunes de esta condición incluyen:

  • Dolor abdominal o calambres.
  • Náusea.
  • Vomito.
  • Hinchazón y gas.
  • Diarrea persistente o estreñimiento.
  • Heces pálidas, grasas o con mal olor.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Pérdida o ganancia de peso inexplicable.
  • Dolor de huesos o articulaciones.
  • Calambres musculares.
  • Hormigueo o entumecimiento en las piernas.
  • Úlceras de boca.
  • Una erupción cutánea con picazón.
  • Confusión y fatiga.
  • Crecimiento tardío o pubertad en niños.

Como los síntomas pueden ser similares a los de otros trastornos digestivos, la enfermedad celíaca puede ser difícil de diagnosticar para los médicos. Las personas con enfermedad celíaca pueden controlar sus síntomas mediante la adopción de una dieta sin gluten.

9. Síndrome de Intestino Irritable

El SII es un trastorno que afecta la función del intestino. Entre el 10 y el 15 por ciento de las personas tienen SII.

Los expertos no saben qué causa el SII, pero creen que puede deberse al aumento de la sensibilidad de los intestinos.

Los síntomas comunes de SII incluyen:

  • Dolor o malestar abdominal.
  • Hinchazón.
  • Diarrea o estreñimiento.

Algunas personas con SII también pueden experimentar una gama más amplia de síntomas, que incluyen:

  • Dolores musculares y otros dolores.
  • Dolor de espalda.
  • Fibromialgia.
  • Fatiga.
  • Dolores de cabeza.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Síntomas urinarios.

Los médicos generalmente recomiendan cambios en la dieta y el estilo de vida para las personas con SII. Sin embargo, también pueden prescribir medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas.

10. Intestinal obstruction

Una obstrucción intestinal es un bloqueo dentro del intestino delgado o grueso que puede evitar que los alimentos y productos de desecho digeridos pasen a través de ellos.

Las causas de una obstrucción intestinal pueden incluir :

  • Hernia.
  • Tumor.
  • Tejido cicatricial resultante de la cirugía intestinal.

Los síntomas más comunes de una obstrucción incluyen:

  • Hinchazón y gorgoteo.
  • Dolor abdominal que viene en ondas.
  • Incapacidad para pasar el gas.
  • Náusea.
  • Vomito.

Las obstrucciones intestinales pueden llevar a complicaciones potencialmente mortales. Las personas con síntomas de obstrucción deben buscar atención médica inmediata.

11. Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar síntomas digestivos, como agitación del estómago, como efecto secundario. Éstos incluyen:

  • Laxantes.
  • Ciertos antibióticos.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como ibuprofeno y naproxeno.

Cuando ver a un doctor

Las personas deben hablar con un médico si experimentan una rotación de estómago que empeora, no mejora o recurre.

También es recomendable buscar atención médica si la agitación del estómago acompaña a otros síntomas relacionados, como:

  • Dolor intenso.
  • Deshidratación severa.
  • Diarrea o vómitos severos o persistentes.
  • Sangre en vómito o heces.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Fiebre alta.

Tratamiento y prevención

El tratamiento para un estómago revuelto depende de su causa subyacente. Sin embargo, algunos pasos que las personas pueden tomar para ayudar a prevenir o aliviar la agitación del estómago incluyen:

  • Manejar los niveles de estrés y ansiedad.
  • Practicar buena higiene alimentaria.
  • Evitar los alimentos que desencadenan los síntomas.
  • Reducir el consumo de cafeína y alcohol.
  • Consumir productos que contienen jengibre real, que puede ayudar a proteger contra los síntomas digestivos.
  • Tomar antiácidos para calmar la acidez estomacal.
  • Probar probióticos, que pueden ayudar a promover una mejor salud intestinal.

Resumen

Existen muchas causas posibles de agitación del estómago, como indigestión, estrés y ansiedad, y tomar ciertos medicamentos.

La agitación del estómago a menudo solo causa molestias temporales antes de resolverse sin tratamiento. Sin embargo, este síntoma a veces puede ser un signo de un problema de salud subyacente.

Las personas con agitación estomacal persistente o recurrente deben consultar a un médico, especialmente si ocurre junto con síntomas graves o preocupantes.

Avatar
Author: Dr. Manuel Silva

Dr. Manuel Silva terminó su especialización en neurocirugía en Portugal. Se interesa por la experiencia de la radiocirugía, el tratamiento de los tumores cerebrales, y radiología intervencionista. Adquirió experiencia operativa significativa que se hace bajo la supervisión y orientación de los residentes de la tercera edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

11.042 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>