¿Se pierde peso cuando se suda?

La sudoración es una función crítica de la piel, que puede contener hasta cuatro millones de glándulas sudoríparas. La mayoría de estas glándulas sudoríparas ecrinas o están situados en la frente y las extremidades superiores, seguido por el tronco y las partes inferiores del cuerpo. Sin embargo, otras partes del cuerpo también tienen glándulas sudoríparas, incluyendo las palmas de las manos y plantas de los pies.

¿Se pierde peso cuando se suda?

¿Se pierde peso cuando se suda?

La función más importante de las glándulas sudoríparas es la de regular la temperatura del cuerpo, especialmente cuando la temperatura ambiente es superior a la de la temperatura de la piel, y también durante el ejercicio. La pérdida de calor se produce en el proceso de evaporación, cuando el agua que perdemos por las glándulas sudoríparas son llevadas a la superficie de la piel y se evapora. La cantidad de agua perdida se ve afectada por el número de glándulas sudoríparas que se activan para producir sudor y la cantidad de sudor producido por las glándulas. Los estudios muestran que el número de glándulas sudoríparas que pueden activarse durante el estrés calórico del ejercicio se incrementa rápidamente, pero la cantidad de sudor producido por cada glándula sólo se eleva gradualmente.

Se puede perder una gran cantidad de sudor durante el ejercicio prolongado en presencia de calor, por lo que los atletas y algunas personas que quieren perder peso con ejercicio llevan ropa pesada sucesivamente. Un estudio mostró que una persona puede perder hasta tres litros de sudor por hora, pero en promedio, la mayoría de nosotros podemos sudar a un ritmo de más de un litro por hora. Sin embargo, nuestro cuerpo tiene un mecanismo interno que nos impide a partir de la deshidratación por sudoración continua. Aparte de hacernos tener sed, nos impulsa a beber líquidos para reemplazar el agua perdida, nuestros mecanismos centrales (en el cerebro) son también motivo por lo que nuestro cuerpo puede disminuir la tasa de sudoración. La piel húmeda causa hinchazón de la capa de queratina, que mecánicamente bloquea las aberturas de los conductos de sudor, reduciendo así la producción de sudor.

¿La sudoración puede ayudarte a perder peso?

Sí, pero hay una explicación para esta respuesta.

En primer lugar, la normal del cuerpo humano adulto se compone de 60% de agua en volumen. De acuerdo con los libros de medicina, nuestros cuerpos contienen un promedio de 40 litros de líquido, y dos terceras partes de este líquido (unos 25 litros) está contenida en nuestras células. El resto (15 litros) se encuentra en la sangre (plasma), en medio de las células y tejidos, y en el interior de algunos órganos (intestinos, estómago).

La sudoración excesiva puede dar lugar a una pérdida significativa de agua, que puede causar un déficit en el volumen de agua dentro y fuera de las células.
El volumen de sangre también puede disminuir, ya que el agua es redistribuido a las células para sostenerlos. Esto resulta en la deshidratación y la pérdida de algunos de nuestro peso corporal en forma de agua. Sin embargo, debemos tener en cuenta que a medida que rehidratar nosotros mismos tomando líquidos para normalizar nuestro volumen de la sangre y el agua corporal, ganamos de nuevo el agua que hemos perdido por el sudor.

Sin embargo, la buena noticia es que cuando hacemos ejercicio duro para inducir la sudoración, que también queman calorías y grasa. Cuanto más ejercicio, más trabajan nuestros músculos esqueléticos y los músculos del corazón, y cuanto más energía necesitamos para suministrar a nuestros músculos. El resultado es que se queman las grasas y calorías para obtener energía, y el sudor derrama el peso del agua. Si combinamos estos métodos con una dieta baja de calorías saludable, y un estilo de vida saludable, seguramente vamos a perder el exceso de peso.

Evitar la deshidratación

Es bueno hacer ejercicio moderado a intenso para bajar de peso, pero en el proceso, hay que recordar que no debe permitir que el cuerpo se deshidrate. El objetivo principal de la sudoración es enfriar el cuerpo hacia abajo durante el ejercicio y el estrés por calor, por lo que debemos recordar rehidratarnos tan a menudo como sea posible durante y después del ejercicio.

Deja un comentario