Diagnóstico: Nivel alto de azúcar en la sangre

By | abril 2, 2020

Muchas personas no tienen síntomas, incluso cuando su nivel de azúcar en la sangre es extremadamente alto. El nivel alto de azúcar en la sangre se puede diagnosticar sólo con análisis de sangre. Si tiene niveles altos de azúcar en la sangre debe estar bien informado.

Diagnóstico: Nivel alto de azúcar en la sangre

Diagnóstico: Nivel alto de azúcar en la sangre

Nivel alto de azúcar en la sangre

Si tiene niveles altos de azúcar en la sangre debe estar bien informado. Lea este artículo y probablemente aprenderá algo sobre el nivel alto de azúcar en la sangre.

Cuando se come, después de la digestión, los azúcares y otros alimentos se transforman en glucosa y se distribuyen por todo el cuerpo. Cuando el nivel de glucosa en la sangre se eleva causa la liberación de una hormona llamada insulina. La insulina permite que la glucosa deje la sangre y entre en las células del cuerpo. La glucosa se utiliza para la energía o se almacena para el uso futuro. En la diabetes, el cuerpo no produce insulina o produce muy poco. La glucosa no utilizada se acumula en la sangre. Esto conduce a niveles altos de azúcar en la sangre.

El azúcar en la sangre también se conoce como hiperglucemia. La hiperglucemia es causada por la insuficiencia de insulina o la incapacidad del cuerpo para usar la insulina adecuadamente. La diabetes tipo I (insulinodependiente) y la diabetes tipo II son causas comunes de altos niveles de azúcar en la sangre. Otras causas de hiperglucemia incluyen comer demasiado, hacer demasiado ejercicio, estar enfermo o tener otro estrés físico o emocional. Los síntomas incluyen micción frecuente, sed excesiva, fatiga y náuseas. La hiperglucemia puede progresar a la cetoacidosis o coma diabético. En la cetoacidosis, el cuerpo comienza a usar grasa para obtener energía. La cetoacidosis se desarrolla cuando su cuerpo no tiene suficiente insulina. El cuerpo comienza a usar grasa para obtener energía. Las cetonas, que son tóxicas, se acumulan en la sangre. Usted debe saber que la cetoacidosis se desarrolla sólo en personas con diabetes tipo I. Puede suceder después de faltar solamente algunas dosis de insulina. La cetoacidosis necesita atención inmediata.

Artículo relacionado >  El exceso de producción de moco: causas, diagnóstico y tratamiento

Síntomas de los niveles alto de azúcar en la sangre

Muchas personas no tienen síntomas. Los síntomas de la hiperglucemia incluyen sed extrema, micción frecuente y altos niveles de azúcar en la orina, piel seca, hambre, visión borrosa, somnolencia y náuseas.
La única manera de saber que su nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto o bajo es evaluar su nivel de azúcar en la sangre con regularidad. Su médico le dirá la frecuencia con la que debe ponerse a prueba y cuáles deben ser los niveles de azúcar en la sangre. Si los resultados de su prueba de azúcar en sangre indican que su nivel de azúcar en la sangre es alto, trátese inmediatamente. ¡Es mejor tratarte que esperar!

Tratamiento para los niveles alto de azúcar en la sangre

A menudo puede bajar su nivel de azúcar en la sangre mediante el ejercicio. Si su nivel de azúcar en la sangre es alto, revise su orina para detectar cetonas. No haga ejercicio si las cetonas están presentes en la orina o puede aumentar su nivel de azúcar en la sangre aún más alto. Modificaciones de la dieta también podría ayudar. Si el ejercicio y las modificaciones dietéticas no ayudan, es posible que necesite cambiar la dosis de medicación, la insulina o la necesidad de ajustar su tiempo. El truco es aprender a detectar y tratar la hiperglucemia temprano y antes de que pueda empeorar.

Diabetes

Las dos causas más comunes de nivel alto de azúcar en la sangre son la diabetes tipo I o tipo II. En la diabetes tipo I, el páncreas deja de producir insulina o no produce suficiente. La persona debe recibir insulina diariamente. La diabetes tipo I ocurre a cualquier edad. A menudo ocurre en niños y adultos jóvenes. Los síntomas de la diabetes tipo I generalmente ocurren de repente. Los síntomas más comunes incluyen micción frecuente, sed excesiva, hambre extrema, pérdida dramática de peso, irritabilidad, debilidad y fatiga, y náuseas y vómitos.

La diabetes tipo II permite una cierta producción de insulina, pero el cuerpo es incapaz de utilizarla eficazmente. Esta enfermedad ocurre más a menudo en adultos. Los síntomas de la diabetes tipo II pueden incluir micción frecuente, sed excesiva, hambre extrema, pérdida de peso, irritabilidad, debilidad y fatiga, náuseas y vómitos. Usualmente ocurren menos repentinamente y pueden ser desapercibidas o ignoradas. Otros síntomas del tipo II incluyen infecciones recurrentes o difíciles de curar, somnolencia, visión borrosa (especialmente infecciones de la piel, encías o vejiga), hormigueo o entumecimiento de manos y pies, y picazón.

Artículo relacionado >  El diagnóstico de su aplicación de salud mental podría estar muy lejos

La causa de la diabetes es desconocida. No es contagiosa. Su factor de riesgo es mayor cuando tiene sobrepeso. El exceso de grasa evita que la insulina funcione correctamente. No se puede prevenir la diabetes tipo I. A menudo se puede prevenir la diabetes tipo II. Usted debe tener un peso corporal normal y mantenerse en forma física si desea prevenir la enfermedad.

Si su nivel alto de azúcar en la sangre es causado por la diabetes tipo I, tendrá inyecciones diarias de insulina en determinados momentos. Usted debe hacer ejercicio regularmente. Además, debe comer comidas bien balanceadas que limitan el azúcar, la grasa y la sal. Su plan de comidas individualizado debe incluir tres comidas y dos o tres bocadillos al día en tiempos establecidos para equilibrar adecuadamente la insulina.

Si su nivel alto de azúcar en la sangre es causado por la diabetes tipo II y tiene sobrepeso, primero tendrá que bajar de peso. También seguirá un plan de comidas individualizado. Debe restringir la ingesta de azúcar, y seguir un plan de ejercicios. Si la dieta y el ejercicio no son suficientes para controlar el azúcar en la sangre, las píldoras o las tabletas pueden ayudar al cuerpo a producir más insulina o usar esa insulina más eficazmente. También se pueden necesitar inyecciones diarias de insulina.

Prueba de azúcar en la sangre

La prueba de nivel de azúcar en la sangre toma dos formas, una prueba de sangre y una prueba de orina. La prueba de sangre es la más recomendada por los médicos, ya que puede decir la cantidad exacta de azúcar en la sangre en un momento dado. El análisis de sangre consiste en pinchar un dedo para una gota de sangre. Las personas con diabetes tipo I suelen probar sus niveles de azúcar, antes y después de comer, entre 2 y 4 veces al día. Las personas con el tipo II pueden ponerse a prueba menos a menudo.

Complicaciones

Las tres complicaciones más comunes de emergencia para las personas con diabetes son hipoglucemia, hiperglucemia y cetoacidosis. La hipoglucemia o el nivel bajo de azúcar en la sangre es más común en personas cuya diabetes se trata mediante inyección. Puede ocurrir repentinamente si retrasó una comida o comió demasiado poco, si ha tenido ejercicio adicional o si ha tomado demasiada medicación. Algunas personas se ponen pálidas, tienen dolores de cabeza o actúan extrañamente. Los síntomas incluyen sensación de frío, sudor, nerviosismo, temblor, debilidad o mucha hambre. Usted debe tratar la glucosa baja rápidamente con alguna forma de azúcar, de lo contrario puede conducir a la inconsciencia. Si se produce inconsciencia, se debe inyectar glucagón para elevar el nivel de azúcar en la sangre. Cuando el glucagón no está disponible, se debe hacer una llamada médica de emergencia o la persona debe ser llevada a la sala de emergencias más cercana. Si toma insulina o alguna vez se ha desmayado debido al bajo nivel de azúcar en la sangre, informe a su médico, que probablemente le recetará un kit de emergencia de glucagón para llevarlo consigo en todo momento.

Artículo relacionado >  Los síntomas clínicos y el diagnóstico de la menopausia

Hiperglucemia o azúcar en la sangre alta, ocurre cuando usted come demasiado o toma medicamentos insuficientes. También puede ser una respuesta a la enfermedad o al estrés emocional. Los síntomas más comunes incluyen micción frecuente, sed excesiva, fatiga y náuseas. Generalmente hay grandes cantidades de azúcar en la orina y la sangre.

La cetoacidosis o el coma diabético son complicaciones más serias de la diabetes tipo I. La cetoacidosis ocurre cuando la insulina y el azúcar en la sangre están tan fuera de balance que las cetonas se acumulan en la sangre. La cetoacidosis tarda varias horas o días en desarrollarse, por lo que normalmente se puede evitar si se controla a los primeros signos de azúcar en la sangre o cetonas en la orina. Los síntomas más comunes incluyen boca seca, sed excesiva, pérdida del apetito, micción excesiva, piel seca y enrojecida, respiración dificultosa y respiración con sabor a fruta. También pueden ocurrir vómitos, dolor abdominal e inconsciencia. Si su nivel de azúcar en la sangre es superior a 240 mg / dL, pruebe las cetonas. Si tiene cetonas en la orina, llame a su médico de inmediato.
Usted debe controlar los niveles de azúcar en sangre, para prevenir estas complicaciones.

Si usted tiene diabetes, mantener los niveles de glucosa en la sangre tan cerca de lo normal como sea posible es muy importante. Controlar la glucosa en la sangre en su rango objetivo puede ayudar a prevenir o retrasar el inicio de complicaciones de la diabetes, tales como: nervio, infecciones de pie con gangrena, ojo, riñón o daño en los vasos sanguíneos.

Author: Dra. Lizbeth

Dra. Lizbeth Blair está graduada de medicina, anestesióloga, formado en la Universidad de la Facultad de Medicina de Filipinas. Ella también tiene una licenciatura en Zoología y una Licenciatura en Enfermería. Ella sirvió varios años en un hospital del gobierno como el Oficial de Capacitación del Programa de Residencia en Anestesiología y pasó años en la práctica privada en esta especialidad. Se formó en la investigación de ensayos clínicos en el Centro de Ensayos Clínicos en California. Ella es una investigadora y escritora de contenido con experiencia que le encanta escribir artículos médicos y de salud, reseñas de revistas, libros electrónicos y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *